Las invasiones biológicas perjudicarán a las generaciones venideras

¿Qué provoca las invasiones biológicas? Una nueva investigación financiada con fondos comunitarios afirma que aunque la globalización y el crecimiento económico fomentan el desarrollo de este tipo de invasiones, las verdaderas causantes de problemas son las especies alóctonas (no nativas) que llegaron antes que las más recientes. Por ello se puede afirmar que existe una relación marcada entre los patrones de diversidad de especies alóctonas establecidas y la magnitud del desarrollo socioeconómico histórico (y no contemporáneo). Gracias al estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), se ha descubierto que las consecuencias de los elevados niveles actuales de actividad socioeconómica sobre la magnitud de las invasiones biológicas sólo serán perceptibles en el futuro y no ahora.

La investigación forma parte del proyecto DAISIE («Elaboración de inventarios de especies exóticas invasoras en Europa»), financiado con 2,4 millones de euros mediante el área temática «Desarrollo sostenible, cambio global y ecosistemas» del Sexto Programa Marco (6PM) comunitario. También ha recibido apoyo del proyecto ECOCHANGE («Retos para evaluar y prever cambios en la biodiversidad y los ecosistemas en Europa»), al que se adjudicaron 7 millones de euros mediante el área temática «Desarrollo sostenible, cambio global y ecosistemas» del Sexto Programa Marco (6PM).

Estudios anteriores han mostrado que las actividades económicas humanas influyen en gran medida en la intensidad de las invasiones biológicas. Por esta razón se ha producido un debate muy animado para tratar de dilucidar formas de limitar este tipo de introducciones mediante regulaciones del comercio. No obstante, los intervalos que median entre la introducción inicial de una especie en un territorio nuevo y su asentamiento y propagación indican que las invasiones producto de la actividad económica actual pueden tardar más tiempo del previsto en manifestarse, provocando lo que se denomina una «deuda invasiva», según los expertos.

El equipo, compuesto por dieciséis investigadores, eligió para este estudio tres predictores de la actividad socioeconómica relacionados con las invasiones, a saber: el PIB (Producto Interior Bruto) per cápita, la densidad de población humana y la proporción de las exportaciones en el PIB.

El estudio de estas invasiones biológicas se realizó en función de una gran cantidad de datos de especies alóctonas pertenecientes a 10 grupos taxonómicos y 28 países europeos que detallaban los patrones relativos a especies no nativas ya establecidas. Según los expertos, los datos socioeconómicos del año 1900, y no los de 2000, pueden ser de ayuda para conocer la riqueza actual de las especies alóctonas.

La intensidad de la «señal histórica» varía de un grupo taxonómico a otro y, según sugieren los investigadores, algunos de estos grupos con gran capacidad de dispersión como los insectos y las aves poseen una relación más estrecha con niveles de desarrollo socioeconómico más cercanos en el tiempo. Pero sus descubrimientos apuntan a la existencia de un legado histórico significativo en la mayoría de las especies evaluadas.

«La amplia cobertura taxonómica y geográfica permite asegurar que este tipo de “deuda invasiva” es un fenómeno generalizado», explica Franz Essl, de la Agencia Medioambiental Austríaca y autor principal del estudio.

Por su parte, Stefan Dullinger de la Universidad de Viena apunta que: «Esta inercia es preocupante, pues implica que los niveles crecientes de actividad socioeconómica probablemente provoquen un aumento continuo de las invasiones durante las décadas venideras, con independencia de si se consigue evitar nuevas introducciones».

En el artículo los científicos escriben que: «Nuestros datos demuestran que los legados socioeconómicos relativos a la riqueza de especies alóctonas influyen en una amplia gama de grupos taxonómicos y que su origen podría remontarse a hace cien años como mínimo.»

«Esta inercia implica que las consecuencias de la actividad socioeconómica actual en la cantidad de invasiones biológicas no se podrá determinar completamente hasta que pasen varias décadas. Pero este descubrimiento no debería desalentar las iniciativas europeas y globales para impedir estas invasiones.»

«A largo plazo, una identificación más precisa y un mejor control de las rutas de introducción de taxones concretos de alto riesgo, junto a una reducción generalizada de la presión que ejercen los propágulos, serán clave para abordar adecuadamente los problemas ocasionados por las invasiones biológicas. No obstante, nuestros resultados indican que aunque estas iniciativas logren reducir las introducciones involuntarias, los impactos a medio plazo de las especies alóctonas en la biodiversidad de las especies y en la economía podrían ser mayores de lo que se calcula en la actualidad.»

Al estudio contribuyeron en gran medida científicos de República Checa, Francia, Alemania, Italia, Nueva Zelanda, España y Suiza.

Para más información, consulte:

Universidad de Viena: http://www.univie.ac.at/?L=2
PNAS: http://www.pnas.org/
DAISIE: http://www.europe-aliens.org/

Categoría: Resultados de proyectos
Fuente: PNAS; Universidad de Viena
Documento de Referencia: Essl, F., et al. (2010) Socioeconomic legacy yields an invasion debt. PNAS, publicado el 20 de diciembre. DOI: 10.1073/pnas.1011728108.

Fuente: Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo (CORDIS), 22/12/2012


Descargar esta información en PDF Download PDF
Share
Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.